Las caídas en el entorno hospitalario son un problema de seguridad del paciente muy importante por su elevada tasa de morbi-mortalidad, el aumento de estancias hospitalarias, la complicación del pronóstico …etc. Se estima la incidencia de caídas en pacientes ingresados entre el 2,2% y el 10% de las cuales el 20% se podrían prevenir.

Por todo ello, la Comisión de Cuidados de la Dirección de Enfermería con el objetivo de abordar este problema de seguridad, desde las unidades de hospitalización se están realizando diferentes acciones. Una de ellas es la elaboración de un checking que las auxiliares de enfermería realizan todas las noches con el objetivo de ofrecer una atención segura y unos cuidados de calidad asistencial basados en evidencias científicas. Se trata de una verificación diaria en la que se comprueba que se cumplen las medidas universales para la prevención de caídas (cama en posición baja y frenada, barandillas subidas, objetos al alcance de la mano).