La actividad gripal en Euskadi es de 116,7 casos por 100.000 habitantes, por lo que continúa subiendo. En lo que va de temporada se han notificado 207 casos hospitalizados con gripe confirmada, de los cuales 57 cumplían criterios de gravedad. Desde el Departamento de Salud y Osakidetza se recuerda la importancia de hacer un uso responsable de los recursos en caso de notar los síntomas propios de la gripe, valorando los diferentes servicios sanitarios disponibles en función de cada caso.

Desde el Servicio de Medicina Preventiva con el objetivo de “reducir el riesgo de transmisión a partir de casos esporádicos en el entorno sanitario” se ha realizado un vídeo con una serie de pautas para evitar la transmisión de la gripe en diferentes ámbitos sanitarios. Además, se han resumido las recomendaciones ya conocidas como la correcta Higiene de Manos, las medidas de precaución basadas en la transmisión de la gripe.

El control de la infección es un trabajo en equipo de toda la Organización.