La Unidad de Asma, en el Hospital Universitario Cruces, pretende mejorar este mal control de la patología, no sólo con medicación específica, sino también con programas de educación estructurados para mejorar la adherencia y conseguir un mayor conocimiento de la enfermedad en los pacientes.

La ruta asistencial de asma es un proyecto en el que participan de forma colaborativa profesionales de las OSIs Barakaldo-Sestao y Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces. Pretende en una primera fase, introducir buenas prácticas en el manejo del asma agudo infantil

El 3 de mayo se celebra el Día Mundial del Asma. En 1998 se celebró por primera vez este día, en el marco de la primera Reunión Mundial sobre el Asma en Barcelona. La participación ha aumentado con cada Día Mundial del Asma que se celebra desde entonces, y se ha convertido en uno de los eventos de educación y concienciación sobre el asma más importantes del mundo.

El Día Mundial del Asma está auspiciado por la Global Initiative for Asthma (GINA), y respaldada por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la Guía Española para el Manejo del Asma (GEMA).

El objetivo es concienciar a la población sobre la repercusión que tiene esta enfermedad en quien la padece y la importancia de tenerla bajo control. El lema de este año es “Cerrar brechas en la atención del asma” y pretende que las sociedades respiratorias internacionales trabajen en conjunto asociadas con los pacientes para ayudar a implementar y compartir soluciones innovadoras a nivel local y global.

El asma es uno de los trastornos crónicos más prevalente. A nivel mundial afecta a 350 millones de personas de todas las edades, lo que equivale a un 5% de la población. En nuestro país el asma afecta a 3 millones de personas. En niños casi el 12% presentan síntomas compatibles con asma, siendo la patología infantil que más hospitalizaciones provoca. Además, puede repercutir notablemente en el rendimiento escolar y laboral de las personas que la sufren.

El asma puede presentarse desde formas leves hasta situaciones muy graves que pueden comprometer la vida de los pacientes. Mantener controlada esta enfermedad es el objetivo principal de la atención sanitaria con el fin de reducir ingresos, visitas a urgencias y efectos secundarios de tratamientos no deseados, como son los corticoides sistémicos.

Una de las causas de este mal control es consecuencia de un desconocimiento por parte del paciente de la patología que padece, de su cronicidad y de la importancia de tomar su tratamiento de forma correcta y a diario. En este sentido la falta de adherencia al tratamiento y la mala técnica de los inhaladores son hallazgos frecuentes, datos sobre los que tenemos que incidir los profesionales sanitarios.

La Unidad de Asma, en el Hospital Universitario Cruces, pretende mejorar este mal control de la patología, no sólo con medicación específica, sino también con programas de educación estructurados para mejorar la adherencia y conseguir un mayor conocimiento de la enfermedad en los pacientes. Asimismo, un subgrupo, no despreciable de asmáticos, en los que la patología es grave, conllevando un riesgo vital, podrían beneficiarse de tratamientos más específicos, como son los biológicos, que actúan de forma muy específica sobre el mecanismo de la enfermedad.

Además, los buenos hábitos de vida y un entorno saludable son fundamentales, especialmente durante la infancia. En este sentido, la exposición al humo de tabaco en la infancia y en el embarazo y la contaminación ambiental influye en los síntomas asmáticos. Por todo ello, desde las Sociedades se están promoviendo estudios para evaluar la asociación entre el asma y el medio ambiente.

Debemos crear conciencia de esta enfermedad dada su prevalencia y la importancia de las enfermedades respiratorias crónicas desde la pandemia COVID-19, dado que se trata de un virus que afecta directamente al aparato respiratorio.

Por todo ello, debemos trasmitir a nuestros pacientes que el asma se puede controlar con la medicación adecuada, el seguimiento y la educación de los pacientes, pudiendo conseguir una buena calidad de vida.

El asma en la infancia. Ruta Asistencial de Asma

El asma afecta a un 1-18% de la población según la región y es la enfermedad crónica más frecuente en la infancia. Su prevalencia en nuestro medio es de alrededor de un 10%, siendo más elevada en las regiones costeras. Considerando las pérdidas de escolarización y por cuidados de los progenitores, las consultas en atención primaria y en los servicios de urgencias y las hospitalizaciones, el asma se ha convertido en la causa más importante de morbimortalidad en la infancia, con un impacto muy importante en la calidad de vida del niño/a y su familia. Como ejemplo, en los servicios de urgencias pediátricos de la red hospitalaria de Osakidetza, se atienden cada año más de 8000 episodios de asma agudo, siendo hospitalizados alrededor de 500 niños por este motivo. En atención primaria la carga de enfermedad no es del todo conocida, atendiéndose en las dos organizaciones alrededor de 700 episodios en cada OSI en AP/año.

Actualmente, aunque existen guías de práctica clínica con recomendaciones sobre el diagnóstico y tratamiento del asma, existe gran variabilidad en los criterios diagnósticos de la enfermedad y en el tratamiento, tanto del episodio agudo como el de fondo. Por otra parte, se trata de una enfermedad muchas veces no diagnosticada en su frecuencia y gravedad, por lo que muchos de las/os niños que la padecen pueden no beneficiarse de los tratamientos disponibles, tanto para el alivio de los síntomas como para su control.

La ruta asistencial de asma es un proyecto en el que participan de forma colaborativa profesionales de las OSIs Barakaldo-Sestao y Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces. Pretende en una primera fase, introducir buenas prácticas en el manejo del asma agudo, teniendo como objetivos la adecuación en el diagnóstico, la utilización de escalas para la evaluación de la gravedad, la administración preferente de broncodilatadores a través de dispositivos MDI con cámara espaciadora, la detección de síntomas de asma persistente y el inicio o modificación del tratamiento de fondo de la enfermedad. El trabajo se desarrolla por primera vez teniendo en cuenta la experiencia de las familias con hijos e hijas con esta enfermedad y las/os profesionales involucrados en el manejo del asma. La Ruta Asistencial Integrada de Asma lleva asociada un proyecto de investigación basado en metodología de mejora de la calidad y metodología de la implementación que ha sido merecedora de una beca del Departamento de Salud del Gobierno Vasco.

Así, con el objetivo inicial de mejorar la atención de la población infantil con asma agudo, profesionales de las organizaciones de Barakaldo-Sestao y Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces, pondrán en marcha una serie de medidas de mejora que consistirán inicialmente en trasladar las recomendaciones de las guías y actualizar el conocimiento en torno al asma agudo en las y los profesionales. Por otra parte, se han realizado talleres para recoger la experiencia de las familias y menores que padecen asma y los/as profesionales involucrados en su atención. En el día mundial del asma conocer las necesidades, opiniones y experiencia de las familias, menores y profesionales es fundamental para mejorar la atención y los cuidados del asma.

.