Un Sistema de Gestión de Calidad certificado bajo la norma ISO 9001 especifica e identifica al propietario de los procesos, así como los procedimientos que han ser cumplidos. Lo acaban de conseguir los procesos de Consultas Externa y de Tratamiento por Imagen de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces. La certificación ha supuesto superar una auditoría interna (ante los servicios de Calidad, Innovación, Salud Laboral y Medico Ambiente y otra externa (ante la empresa DNV), conducida por los gestores de cada proceso: el Director de Integración, Juan Miguel Campayo, y la Jefa de Servicio de Radiodiagnóstico, Olivia Rodríguez. La norma ISO requiere de un ciclo orientado a la mejora continua, a la que se añaden auditorías de seguimiento. Esto asegura que la gestión de la calidad no es un ejercicio único, si no continuo.

De acuerdo al mapa de procesos definido por la Dirección de la OSI, se van incluyendo nuevos procesos en el alcance de certificación ISO. En 2017 han sido Consultas Externas y Pruebas y tratamiento por imagen. Esto supone que entran a formar parte del ciclo de mejora de los procesos: planificación de la actividad a través del Plan de Gestión Anual, firmado entre Gestor de Proceso y Director Gerente; revisión del proceso y del cumplimiento de objetivos, despliegue de líneas de actuación, etc; auditoría interna por parte de la Unidad de Calidad; reunión anual de Revisión por la Dirección en la que se rinde cuentas del desarrollo del proceso y se establecen las líneas del siguiente ciclo de gestión; auditoría externa por parte de empresa subcontratada; análisis y seguimiento de las áreas de mejora detectadas.

Procedimiento para la Certificación ISO 9001 (Auditoría externa):

1. Auditoría interna del proceso. Por parte de la Unidad de Calidad de la OSI.
2. Auditoría de Certificación
El proceso de certificación consta de dos partes. El equipo de auditoría analiza la documentación para determinar si el sistema de gestión cumple con la norma. Posteriormente se demuestra en aplicación práctica y la eficacia del sistema, durante una visita operativa.
3. Emisión del Certificado
Una vez superado con éxito el proceso de certificación, la organización recibe el certificado, que evidencia el cumplimiento de las normas y operatividad de su sistema de gestión.
4. Auditorías de Seguimiento
Por medio de auditorías anuales de control, se comprueba la optimización continua de los procesos y el mantenimiento del cumplimiento conforme a la norma ISO 9001.
5. Renovación de la Certificación
Con la renovación de la certificación, antes de su finalización a los tres años, su organización consolida de manera permanente su proceso de mejora continua y documenta su compromiso con socios y clientes.

Actualmente estamos a la espera de recibir el Informe de auditoría externa, en el que detallan los puntos fuertes, las áreas de mejora e incluso las No-Conformidades con la norma en caso de haberlas. Tan pronto como demos respuesta al informe de auditoría, se procede a emitir los certificados.

Opinión de los gestores de proceso

Olivia Rodriguez:


“Llegar a este punto ha necesitado un camino inicial, que partió del convencimiento de la necesidad para la elaboración de la Ficha de Proceso del Servicio de Radiodiagnóstico, que nos ha permitido conocer el servicio en profundidad y con ello ser conscientes de todas sus deficiencias.
Es verdad que el servicio funciona gracias a la profesionalidad de las personas que lo integran y diariamente se buscan soluciones a todos los problemas que surgen. Pero muchas veces estas no son definitivas, porque sólo arreglamos alguno de los factores que intervienen. En este momento, con el trabajo realizado, hemos llegado a identificarlos mejor.
La acreditación supone la incorporación del servicio a un modelo administrativo/ organizativo que nos permitirá tener datos reales de actividad, indicadores, y controles de calidad. De forma que podamos establecer medidas correctoras para problemas basados en datos, y posteriormente valorar los resultados. También nos ayudará a presentar a la Dirección nuestros proyectos mejor fundamentados.
Por otro lado, sabemos que nos compromete a cumplir aquellos objetivos que nos marquemos.

Juan Miguel Campayo:

“Dentro de los proyectos estratégicos de la OSI está el de Gestión por Procesos. Es una herramienta de ayuda para realizar nuestra actividad de una forma más sistemática, más homogénea, entre los distintos Servicios y Unidades.
EL proceso de Consultas Externas es complejo, por la cantidad de servicios a los que va dirigido, lo que hace más necesario que tratemos, en lo posible, de unificar formas de actuar.
Para la puesta en marcha del proceso se conformó un grupo de trabajo multidisciplinar, en el que han participado profesionales administrativos, de enfermería y medicina, tanto de atención primaria como hospitalarios. Hemos realizado la ficha del proceso, se ha presentado a la Dirección para su aprobación, y además ha sido sometido a 2 auditorías, una interna y otra externa.
Para cualquiera de los procesos que tenemos en la OSi son importantes estas auditorías. Pero, si cabe, es más importante en aquellos procesos que empiezan a funcionar para poder conocer su alcance y la situación en la que se encuentran. Así como para hacer una evaluación inicial de alguien de fuera del equipo, de la adecuación o no de los indicadores, procedimientos asociados et.
Estas auditorías nos ayudaran sin ninguna duda a mejorar el proceso”