Desde la Dirección de Enfermería se está implementando una triple estrategia para la reducción de las complicaciones en los dispositivos vasculares.

  • La implementación de las Guías de Buena Práctica de BPSO (Best Practices Spotlight Organization) de origen canadiense.
    • Las sucesivas ediciones de un curso online acreditado sobre Accesos Vasculares.
    • Y la implementación de un Equipo ETI.

Precisamente, con el objetivo de mejorar el cuidad la OSI ha implantado un Equipo de Terapia Intravenosa, formado por cuatro enfermeras que rotan para dar esa prestación en horario de mañana en días laborables.

Los ETI surgieron en los Estados Unidos y están formados por enfermeras expertas en el control y cuidado de los catéteres intravenosos, y entrenadas en la implantación de catéteres de Línea Media y en el catéter central de inserción periférica (PICC) con control ecográfico.

A medida que la población envejece se padecen más enfermedades crónicas que, para su tratamiento, requieren sustancias más irritantes y múltiples canalizaciones venosas, por lo que los accesos vasculares cada vez son más difíciles y el riesgo de sufrir complicaciones es mayor. Por ello, son muchas la organizaciones –tanto de dentro como fuera de Osakidetza- que han incluido equipos ETI con el objetivo final de reduccir los eventos adversos relacionados con dispositivos vasculares.

La forma de contactar con el equipo ETI de la OSI es mediante la Interconsulta de Enfermería, en el gadget interconsulta de Osabide Global dirigida al Servicio “Enfermería” sección “Equipo de Terapia Intravenosa”.

Los equipos ETI han demostrado ser costo-eficientes reportando ventajas al paciente, a los profesionales y a la institución sanitaria. Supone, además, una mejora en los cuidados, mejoran los resultados en salud y permiten una mejor gestión de los recursos.