Un año más la escalera del Hospital se ilumina de oro por el cáncer infantil. Por el aumento de la esperanza de vida de los menores con cáncer.

OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces hace suya la motivación de Aspanovas para apoyar a las niñas y niños con cáncer, y sus familias:

“Este año vemos más necesario que nunca concienciar a la sociedad sobre la problemática de las familias de menores con cáncer y dar visibilidad a quienes lo padecen. La Covid-19 ha supuesto para ellos y ellas un cambio aún más abrupto que para el resto, el cáncer y sus tratamientos pueden debilitar el sistema inmunológico, lo que convierte a quienes sufren esta enfermedad en pacientes de riesgo. Si hacer frente al cáncer es un proceso muy complicado y doloroso, a esto debemos sumarle el impacto emocional que las medidas de prevención están teniendo en las familias. Los miedos, angustias e inseguridades que tan presentes están durante el tratamiento se están viendo multiplicadas por la situación actual.

En esta edición queremos y necesitamos “contagiar ilusión”. Nuestras familias necesitan más que nunca la esperanza e ilusión que les aportamos, haciendo así que los miedos e incertidumbres a los que se enfrentan cada día sean algo más llevaderos. Ni el cáncer ni los tratamientos que le hacen frente se han detenido por la pandemia, pero el confinamiento ha contribuido a invisibilizar aún más su problemática. Es por eso que entre todos y todas debemos arropar a las familias afectadas y hacerles sentir que estamos a su lado, que somos ese apoyo que les proporciona calma y un poco de sosiego en estos momentos doblemente duros.”