Osakidetza continúa con éxito la implantación del Programa de Cribado Poblacional de Cáncer de Cérvix. Desde que empezó como experiencia piloto en junio de 2018 en la OSI Debabarrena ya se ha enviado invitación por carta a un total de 4.221 mujeres de Gipuzkoa y Araba, sobre una población diana de 126.926 mujeres, para que acudan a la matrona del centro de salud a realizarse una sencilla prueba que permite detectar lesiones precancerosas antes de que se desarrolle el cáncer de cuello de útero.

A lo largo de 2018 el programa se ha puesto en marcha en cuatro comarcas: OSI Debabarrena (1.421 invitaciones), OSI Araba (2.291 invitaciones), OSI Debagoiena (403 invitaciones) y la OSI Rioja Alavesa (106 invitaciones). En este primer envío de cartas, en las que se indica una fecha y el centro de salud al que tienen que acudir, se les ha dado prioridad a las mujeres de entre 25 y 29 años, pero el objetivo del programa es llegar a todas las mujeres de entre 25 y 65 años de los tres territorios históricos antes de 2023.

La OSI Debabarrena, el primer centro donde se puso en marcha el programa de forma piloto, ya dispone de un primer balance de participación. Las primeras pruebas comenzaron a realizarse a finales de junio de 2018 y en estos primeros seis meses se puede concluir que el 70% de la población diana ha sido cribada, si se suman los datos de participación de las dos fórmulas que conviven actualmente (vía poblacional y oportunista, que más abajo se explica). Además, cabe destacar que de todas las mujeres que se han hecho la prueba, a alrededor de un 2% se les ha derivado al o a la especialista de Ginecología en Patología Cervical para la realización de pruebas más específicas (colposcopia) que confirmen o no el diagnóstico, para tratamiento en caso necesario.

Leer más información y ver vídeo