Hoy, 23 de junio, la escalera del Hospital Universitario Cruces permanecerá iluminada de color morado con motivo del Día Internacional del Síndrome de Dravet. El síndrome de Dravet es una enfermedad rara, grave, crónica y severa que comienza en el primer año de vida de bebés sanos hasta entonces. Esta patología está catalogada como una epilepsia catastrófica de la infancia, impactando gravemente tanto en el neurodesarrollo de la persona que la padece como en la calidad de vida de la familia.

La OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces se une a la jornada de visualización de esta enfermedad, iluminando de morado la escalera del Hospital Universitario Cruces, junto a distintos edificios y monumentos emblemáticos.