Inicio Ataxias y Paraparesias Espásticas Hereditarias

Ataxias y Paraparesias Espásticas Hereditarias

La palabra «ataxia» significa alteración en la coordinación de los movimientos. Esta falta de coordinación puede darse tanto en los movimientos de las manos con dificultad para alcanzar con precisión determinados objetos o para escribir, en la coordinación de los pies y de los pasos durante la deambulación dando lugar a una sensación de inestabilidad y a una marcha tambaleante («como de borracho»), en la articulación del habla produciendo dificultades para la pronunciación de palabras y/o en la coordinación de los movimientos de los ojos.

Estos síntomas se producen por la alteración en la función de una estructura que se localiza en la parte posterior del cerebro y que se ocupa, entre otras funciones, del control del equilibrio y de la coordinación y que se denomina «cerebelo», de ahí el nombre de «ataxia cerebelosa». Otras estructuras como el aparato vestibular del oído o la alteración de la sensibilidad profunda de nuestras articulaciones pueden dar lugar a una alteración del equilibrio (denominadas «ataxia vestibular y ataxia sensitiva», respectivamente).

«Paraparesia espástica» es el término médico que se utiliza para definir un tipo de debilidad en las piernas que se acompaña de excesiva rigidez (espasticidad) dificultando el paso normal y que da lugar a una forma de caminar con las piernas estiradas y el cuerpo inclinado un poco hacia adelante. Estos síntomas se deben a la alteración en la función de las neuronas que se encargan del movimiento de las piernas y que dicurren desde el cerebro a la médula espinal.