La calidad de nuestra relación con las personas requiere establecer unas pautas de comunicación acordes con lo que esperan de nosotros y con lo que nosotros deseamos de ellas. No debe olvidarse que los medios que utilizamos para comunicar expresan el mensaje que realmente queremos transmitir. Con esta sensibilidad se ha iniciado “Cartelería Amable”, un proyecto que afecta a la señalización y cartelería, dirigidas a pacientes y familiares, que no contienen la imagen corporativa de nuestra organización y/o que no obedecen a necesidades reales de una unidad o servicio. Los primeros pasos se están dando con un pilotaje en la planta 2ªA y, posteriormente, se realizarán en todas las unidades o servicios en las zonas abiertas a pacientes y familiares.

“Cartelería Amable” se engloba dentro de la estrategia de añadir valor al paciente y al ciudadano y constituye un elemento más del Proyecto de Humanización de la OSI. Los criterios par la señalética que los servicios y unidades requieran son: información a pacientes y familiares, deben tener información actualizada, buena visibilidad y el formato corporativo de nuestra organización.

Además, respetarán lo indicado en la normalización lingüística.
En cuanto al contenido, los carteles deben ser claros, concisos y veraces. Escritos con tipografía legible y respeto a la política de igualdad. Para dar solución a las necesidades de la unidad o servicio se establecen dos tipos de soportes para la información. En el caso de necesidad permanente, dispondrá de un soporte corporativo y para necesidades puntuales, un soporte alternativo estandarizado.

Para la realización de este proyecto, se ha creado un equipo multidisciplinar integrado por Lencería, Comunicación, Euskera, Compras y Limpieza, liderado por Juan Antonio Herrero, responsable de Lencería.