Desde finales de enero se ha puesto en marcha en el Hospital el protocolo de transfusión en hemorragia masiva. Un documento fruto del trabajo de los servicios y el personal de Medicina Intensiva, Anestesia y Reanimación, Hematología y Hemoterapia, Urgencias, UCI de Pediatría, Farmacia, Ginecología y Obstetricia, enfermería y celadores de las unidades de críticos.

El objetivo de este protocolo es el de definir las actuaciones a llevar a cabo en caso de hemorragia o transfusión masiva, y está dirigido a todos los servicios del hospital que tratan a pacientes adultos. Se trata de un protocolo orientado a pacientes traumáticos graves y quirúrgicos con sangrado de gran cantidad en un corto periodo de tiempo que tienen comprometida su vida y requieren de medidas extraordinarias de transfusión, por lo que la rapidez y seguridad son claves.

Los puntos clave de este protocolo, que se encuentra disponible en Osabide Global, son: activación del protocolo, quién transfunde, qué se transfunde, solicitud de los fármacos hemostáticos y papel del personal en el protocolo.