El Lehendakari Iñigo Urkullu junto con el Consejero de Salud, Jon Darpón, y el Director General de Osakidetza, Jon Etxeberria han visitado el nuevo Angiógrafo adquirido por Osakidetza para el Hospital Universitario Cruces perteneciente a la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces. Este nuevo equipo de última tecnología representa un gran paso en la ayuda médica para el diagnóstico de las patologías neurovasculares (ictus, aneurismas cerebrales…etc)  y su posterior tratamiento en un entorno mínimamente invasivo.

El nuevo Angiógrafo se ha integrado en  el bloque quirúrgico de la 6ª C y, para ello, ha sido  necesaria la adecuación de una nueva sala de exploración de 55 m2. La adquisición de este instrumento ha supuesto una inversión para el Gobierno Vasco de más de 1.300.000 ya que cuenta con la tecnología más avanzada del mercado. Tal y como ha señalado en su visita el Lehendakari Iñigo Urkullu  “este nuevo angiógrafo Digital supone un salto cualitativo en la atención de la que se van a beneficiar el conjunto de ciudadanas y ciudadanos que son atendidos en la Unidad de Neuroradiología de Cruces”. Esta Unidad realiza al año más de 400 procedimientos diagnósticos, como angiografías cerebrales o arteriografías medulares, y supera los 470 procedimientos intervencionistas, como Ictus intraarteriales, aneurismas cerebrales o malformaciones arteriovenosas cerebrales.

El equipo, ya en pleno funcionamiento desde finales de octubre, es un Angiógrafo Digital Biplano, actualmente el instrumento más avanzado con el que cuentan Radiólogos y Neurorradiólogos y que supone “trabajar en un nivel superior tanto en calidad de imagen como en seguridad para el paciente”  en palabras del Lehendakari Iñigo Urkullu.

Este sistema biplano incluye un software específico que permite trabajar con imágenes sumamente detalladas en 3D para así poder tener toda la información necesaria, tanto para planificar el tratamiento como para incrementar la seguridad en su ejecución, ya que aporta la visión exacta en todo momento del lugar en el que se está interviniendo en un espacio tridimensional. De esta forma, se puede acceder con gran seguridad a diversos tratamientos entre los que destacaría la retirada de coagulos en pacientes con ICTUS,  la reparación de aneurismas, el tratamiento de malformaciones arteriovenosas, las obstrucciones de arteria de carótida… etc.
Este nuevo y revolucionario sistema, ofrece ventajas muy importantes sobre los sistemas anteriores. En primer lugar, permite una valoración más rápida y completa del área anatómica objeto de estudio y reduce a la mitad la dosis de contraste necesaria para lograr la misma cantidad de información. Esto se traduce en mayor seguridad para el paciente y en una reducción en el tiempo de exploración.  Por otro lado, para los y las profesionales, permite disminuir de forma sustancial la dosis de exposición del profesional y al ser un procedimiento más rápido se puede atender a más pacientes y reducir las listas de espera para dar una atención más rápida y eficaz.

Acorde con la estrategia sanitaria de Euskadi

En palabras del Lehendakari del Gobierno Vasco “el nuevo equipamiento se suma a otras nuevas infarestructuras de Osakidetza y supone un paso más en la estrategia conjunta de Osakidetza y el Departamento de Salud para aumentar la calidad del sistema sanitario público vasco, para mejorar el servicio a los y las  pacientes, incidiendo especialmente en la seguridad clínica”.

Nuevas consultas de Neumología, Medicina Interna e Infecciosas

Además del nuevo Angiógrafo, el Lehendakari acompañado por el Consejero de Salud y el Director General de Osakidetza han visitado las nuevas instalaciones del Edificio de Consultas Externas 2 donde se ubican las nuevas consultas de Neumología, Medicina Interna e Infecciosas que atienden a más de 4.000 pacientes al año.

Este nuevo equipamiento dispone de 24 nuevas consultas distribuidas sobre una superficie de más de 800 m2 y ha supuesto una inversión de 625.000 €.  Con la ocupación del antiguo pabellón de Anatomía Patológica, se mejora la accesibilidad de los pacientes al estar situadas las nuevas consultas a pie de calle, la comodidad de los pacientes y profesionales al aumentar el espacio destinado a su diagnóstico y tratamiento, y se ahorra en el consumo energético al dotarse de equipamiento más eficaz.