La Hospitalización a Domicilio (HaD) es una de las formas asistenciales más destacadas entre las llamadas “alternativas a la hospitalización tradicional”.

La HAD se puso en marcha en 1983 en el Hospital de Cruces, lo que convirtió a este centro asistencial en pionero en la prestación de este servicio en Euskadi y en el estado español. Con el paso del tiempo el Hospital de Cruces ha ido ampliando su área de influencia, hasta dar en la actualidad cobertura a todos los municipios de la OSI EEC y también de la OSI San Eloy-Barakaldo y OSI Uribe. Esto supone la atención de un área de influencia, con una población cercana al medio millón de personas.

Las principales líneas de trabajo podrían resumirse a:

  • La atención al paciente posquirúrgico.
  • El tratamiento de enfermedades infecciosas mediante programa TADE (tratamiento antimicrobiano domiciliario endovenoso).
  • Los Cuidados Paliativos.

El Servicio cuenta en la actualidad con una plantilla estable de 32 personas (10 médicos, 20 enfermeras y 2 secretarias) para ofrecer asistencia a más de 2500 pacientes al año. En un día habitual atendemos a mas de 100 pacientes.

El año 2016 ha sido de gran relevancia en nuestro Servicio. Se ha producido el relevo en la Jefatura de Servicio tras la jubilación de la Dra. De Damborenea tras más de 30 años de liderazgo al frente del equipo. Coincidente con este hecho ha sido el traslado desde la antigua ubicación en la 6ª planta del pabellón de Administración a un moderno espacio de trabajo situado en el sótano 2 del edificio de Laboratorios.

Pensamos  que aún sigue vigente la definición inicial de la HAD: Un servicio más del Hospital “que proporciona un conjunto de tratamientos y cuidados asistenciales en el domicilio del paciente, y cuya complejidad, intensidad y duración son comparables a los que recibiría ese mismo paciente en el hospital convencional”. Pero hechos como el aumento progresivo de la actividad asistencial y cambios que se están produciendo en la forma de atención a los pacientes, va a condicionar la visión futura de la hospitalización a domicilio. Creemos que debería orientarse en las siguientes claves:

  • Aportar una atención coordinada e integral en cooperación con todos los servicios del hospital, equipos de Atención Primaria y Sociosanitarios para garantizar la continuidad en la atención a los pacientes. El diseño del nuevo “Proceso en Domicilio” debería articular esta visión.
  • Cuidar con mimo exquisito las Transiciones asistenciales al ingreso y alta para minimizar los problemas de Seguridad. Un ejemplo relevante sería el de diseñar un sólido Programa de Conciliación de farmacia.
  • Potenciar prestaciones y programas que añadan valor a la atención como el desarrollo de la ecografía en el domicilio, tanto para una aproximación diagnóstica como para aplicaciones terapéuticas (acceso vascular, drenaje de colecciones…). Integración en programas de Cirugía “fast track” , avance en programas de seguimiento domiciliario de trasplante, potenciar la investigación en campos como el tratamiento de heridas de difícil cicatrización…
  • Cada vez, más nos enfrentamos a pacientes capaces de gestionar mejor sus cuidados. Gracias a la tecnología a distancia será posible un control más estrecho de la atención permitiendo la delegación de cuidados y que el paciente participe en la toma de decisiones clínicas.
  • Deberíamos realizar nuestra actividad en claves de agilidad y de máxima efectividad clínica con los recursos disponibles, para poder seguir contribuyendo a la sostenibilidad del sistema.
  • Una alta especialización no debería de estar desligada de una practica humanizada, señal de identidad hoy por hoy de los equipos de HAD.

Andima Basterretxea Ozamiz

Jefe de Sección. Sº de Hospitalización a Domicilio