Las Úlceras Por Presión (UPP) constituyen la complicación más prevenible y tratable que puede presentar cualquier persona con movilidad reducida. Su aparición está vinculada a la Seguridad del Paciente y a la atención prestada por los profesionales de la salud y cuidadores.

En este sentido, desde la Comisión de Ulceras de la OSI ha surgido la iniciativa de generar una interconsulta de prevención y tratamiento en relación con las ulceras por presión (UPP).

La interconsulta está compuesta por dos enfermeras de la OSI, Karmele Pérez del Pecho y Mari Jose Monguilo, expertas en prevención y cuidados que ofrecen la cobertura necesaria. El objetivo principal de la interconsulta es actuar como equipo de referencia, soporte y asesoramiento para los profesionales, con el fin de desarrollar un modelo que permita unificar criterios y disminuir la variabilidad clínica en las actuaciones, mejorando la comunicación entre profesionales y la calidad de la atención.

De la mano de las responsables de la interconsulta conocemos un poco mejor su funcionamiento.

¿Cómo funciona la interconsulta?

En primer lugar, queremos señalar que cualquier profesional puede solicitar la interconsulta desde el apartado de interconsultas de Osabide global. Una vez recibida la consulta la resolvemos visitando al paciente y/o hablando con la enfermera que nos la envía. Preferentemente la consulta es física pero, según el motivo, puede ser telefónica.

Además, queremos recordar que la consulta resuelve tanto dudas de prevención como de tratamiento y que dependiendo de la consulta se decide la actitud a tomar. Por último, es importante saber que las recomendaciones quedan registradas en el evolutivo del paciente.

¿A qué tipo de cuestiones se le da cobertura desde la interconsulta?

Básicamente a indicaciones, dudas, formación…. todas ellas sobre prevención y tratamiento de úlceras por presión

¿Por qué es importante que exista una Interconsulta de UPP?

Son varios los motivos. El primordial porque el 95% de las UPP son evitables si se aplican los protocolos adecuados. Asimismo, porque un tratamiento adecuado, siguiendo los protocolos y las recomendaciones de las guías clínicas, acortan el tiempo de evolución, evitan complicaciones y mejoran la calidad de vida del paciente. Y, por último, porque sirve para unificar criterios de actuación entre profesionales.

¿La interconsulta está dirigida solo a personal del Hospital?

De momento sí, pero se están dando los pasos necesarios para que la enfermería de la OSI al completo tenga acceso a la interconsulta.

Por último, ¿qué importancia tiene la prevención de las UPP?

Lo primero de todo, destacar que hay numerosos estudios que evidencian que las úlceras por presión se pueden producir en apenas unas pocas horas y tardar meses en curarse, por ello, la prevención es tan importante.

Además, una UPP aumenta por cuatro el índice de mortalidad del paciente y por seis si se complica, alarga el proceso hospitalario, disminuye la calidad de vida del paciente y de sus familiares y tienen un impacto importante en la calidad de vida de los pacientes a todos los niveles: físico, psicológico y social.

En lo que se refiere al físico, las UPP tienen un impacto significativo por las restricciones físicas que delimita el normal desempeño de las actividades de la vida diaria, lo que obliga a cambios de estilo de vida y, a veces, a realizar adaptaciones en su entorno.

Por último, son heridas que causan dolor y un elevado gasto farmacéutico (materiales de limpieza local, apósitos, tratamiento de las complicaciones, intervenciones quirúrgicas y diagnósticas, tratamiento del dolor, incrementos de tiempos de cuidados, aumento en las estancias hospitalarias, etc.)