La canalización de ideas en nuestra Organización se realiza con sistema, con proceso y con una estructura de soporte. En este sentido, son varias las herramientas que se están utilizando, desde las proactivas – como los talleres de creatividad, el lanzamiento de retos a través del espacio de creatividad online berrihub (www.berrihub.com), los desayunos tecnológicos o las berripills -, hasta las receptivas, como son:

  • La recogida de ideas en la Unidad de Innovación.
  • El formulario de propuestas innovadoras del apartado de Innovación de nuestra intranet.
  • Los proyectos de Investigación en fase más cercana a mercado o en colaboración con empresas gestionados desde el IIS BioCruces.
  • Las propuestas de empresas que se reciben a través de Innosasun (BIOEF) para realizar estudios y validaciones o contraste de ideas.
  • Las propuestas de agentes externos que se reciben en la Subdirección de Innovación y Calidad.
  • Y aquellas incorporadas por nuestros profesionales en la plataforma Parte Hartu, herramienta impulsada desde Osakidetza, donde se pueden incluir ideas que consideremos que pueden ser de interés para el resto de las Organizaciones de Servicios y se pueden trabajar a nivel corporativo.

Desde la Unidad de innovación se registran todas las ideas generadas a través de estas múltiples vías – más de 150 desde enero de 2016- y se introducen en el circuito de innovación de la Organización.

Las ideas se analizan y priorizan por el Equipo de Ideas, con una periodicidad mensual, utilizando una matriz de priorización en la que se tienen en cuenta: las oportunidades, el impacto, la factibilidad de la implantación y la viabilidad económica.

Tras este primer filtro, las ideas resultantes se trasladan bimestralmente al Comité de Innovación, donde se realiza la evaluación final para entrar en la cartera de proyectos y ponerse así en marcha el proceso de innovación.

Por otro lado, las ideas relacionadas con el desarrollo de aplicaciones para el móvil o APPs que han recibido la aprobación del Comité de Innovación, se trasladan a través de la Subdirección de Organización y Sistemas a la Organización Central de Osakidetza.

Asimismo, desde el Comité de Innovación canalizamos aquellos retos que se considera pueden ser de interés para la Oficina de Compra Pública de Innovación, donde Osakidetza plantea retos a las empresas para que desarrollen soluciones no existentes en el mercado.

De este modo, todas las ideas generadas y recibidas a través de diversas herramientas y plataformas se gestionan a través de una única vía, a través del proceso de innovación de la OSI EEC – IIS BioCruces y de sus estructuras de soporte.