La Unidad de Atención Primaria de Repélega de la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces junto con el Ayuntamiento de Portugalete y la Subdirección de Salud Pública y Adicciones de Bizkaia, ha iniciado el Programa de Prescripción de Actividad Física – Zugan Pentsatuz en Repélega que se suma a los que ya están en marcha en Ortuella, Trapagarán y Balmaseda y del que se están beneficiando 136 vecinos y vecinas. Zugan Pentsatuz está dirigido a mejorar la calidad de vida de las personas que llevan una vida sedentaria y presentan factores de riesgo en su salud. Es un proyecto que pretende incrementar los niveles de actividad física en la población aumentando la prescripción de dicha actividad física por parte del personal sanitario a los pacientes que acudan a su consulta. Un acción que va en línea con la Estrategia del Departamento de Salud de promoción y prevención de la salud de cara a incidir en estilos de vida y hábitos saludables.

El programa Zugan Pentsatuz nace fruto de la colaboración entre la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces, los ayuntamientos de las localidades implicadas, la Dirección de Salud Pública y Adicciones del Departamento de Salud, la Diputación Foral de Bizkaia y las empresas encargadas de la gestión de los polideportivos.

El personal sanitario de los centros de salud implicados, previamente formado y al que se le ha dotado de herramientas para conocer las directrices básicas de cómo prescribir ejercicio físico, seleccionan a personas poco habituadas a la práctica de actividad física y que presentan patologías que pueden representar un factor de riesgo para su salud. A todas ellas se les asigna un calendario de trabajo, de seis meses de duración, para que a lo largo de este periodo cojan el hábito de hacer deporte y cambien poco a poco su estilo de vida.

Las actividades –diseñadas según la patología de cada paciente- se realizan dos días por semana durante seis meses. El programa incluye formación teórica sobre hábitos alimenticios y nutrición por parte del Servicio de Deportes de Diputación junto con los profesionales sanitarios del Centro de Salud. Durante y al finalizar las clases, todas las personas participantes continúan su seguimiento sanitario en el Centro de Salud. Aquellas que deseen continuar con la práctica deportiva se pueden apuntar a algunos de los grupos que las empresa que gestionan los polideportivos crean para estos colectivos.

Es de destacar que el 81,25% de las personas que participan en el programa cambian de hábitos, y de enfermos sedentarios, pasan a ser personas conscientes de su enfermedad, más sensibilizadas y activas.