La buena práctica en la atención sanitaria denominada: “Trabajando en equipo por la Seguridad de los Recién Nacidos para reducir la Sepsis Neonatal”, presentada por los profesionales de la Unidad Neonatal del Hospital Universitario Cruces de Osakidetza, ha sido seleccionada por el grupo evaluador del Ministerio de Sanidad con la máxima calificación de Reconocimiento de Práctica Segura Ganadora de Oro. Se trata de la máxima puntuación en el proceso de reconocimiento a la implementación de Prácticas Seguras para una Atención Materna y Neonatal Segura, que se ha convocado en el marco de la Estrategia de Seguridad del Paciente del Sistema Nacional de Salud.

La buena práctica consiste en el abordaje multidisciplinar para la reducción de la sepsis, una de las causas más frecuentes de muerte en los recién nacidos prematuros, y donde los catéteres para vía parenteral constituyen el mayor riesgo de infección. El proyecto desarrollado en el Hospital Universitario Cruces implica a todos los estamentos que intervienen en la Unidad. Especialistas en Medicina Pediátrica y Enfermería, apoyados por los servicios de Medicina Preventiva, Farmacia y Epidemiología. La sincronización de estas unidades va desde la implantación de protocolos clínicos por parte de la Unidad, la esterilización de los catéteres en la propia Farmacia, o la labor de formación en buenas prácticas, como lavado de manos, de Medicina Preventiva, a la aportación de datos para una evaluación continua y acceso a la comparación con otros centros y sistemas de salud que realiza la unidad de Epidemiología.

Todo ello, ha dado como resultado una importante reducción de la mortalidad por sepsis en Unidad de Neonatal, situándola en el primer lugar en el Sistema Nacional de Salud y en el marco europeo de salud.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, en colaboración con la Sociedad Española de Calidad Asistencial, ha organizado para el día 17 de septiembre, Día Mundial de la Seguridad del Paciente, la jornada en la que se llevará a cabo la exposición y el reconocimiento de prácticas seguras a nivel estatal, relacionadas con la Seguridad de la madre y el recién nacido. En este marco a nivel estatal, la Unidad de Neonatal expondrá su proyecto de buenas prácticas.

Seguridad en el proceso asistencial gestación-parto-puerperio

El “oro” ahora recibido es un reconocimiento al trabajo que en esta materia viene desarrollando Osakidetza: Mejorar la cultura de seguridad relacionada con la atención al embarazo, parto, puerperio y recién nacido, ha sido y es una prioridad en el Departamento de Salud y Osakidetza para el aprendizaje y aplicación de prácticas seguras, en la atención de la mujer y el recién nacido.

Desde 2014 existe un equipo corporativo de seguridad en el proceso en el que participan matronas, especialistas de Ginecología, Pediatría y de enfermería pediátrica, de las áreas asistenciales y de diferentes niveles de gestión.

Fruto del trabajo de este equipo son los importantes protocolos de seguridad implantados en todas las unidades de atención materna: Seguridad en la atención al recién nacido, Atención al Recién Nacido Sano en el Parto-Puerperio, Alimentación del Recién Nacido, Atención al Puerperio, Atención al Parto de Bajo Riesgo en el Medio Hospitalario, y Atención al Parto de Emergencia Fuera de las Áreas de Partos.