Este proyecto consiste en identificar las cunas de los prematuros y recién nacidos con las letras tejidas por el equipo de Lencería del Hospital.

Con esta iniciativa se busca proporcionar una hospitalización más cálida y acogedora a las familias y disminuir su estrés humanizando visualmente el entorno

La OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces ha puesto en marcha el proyecto Cosiendo con ternura que consiste en decorar de una manera única las cunas de los prematuros y recién nacidos que están hospitalizados en la Unidad Neonatal del Hospital Universitario Cruces.

La iniciativa llevada a cabo por la OSI ha sido posible gracias al trabajo del equipo de Lencería del Hospital que ha cosido cada una de las letras del abecedario para que amas y aitas puedan identificar la cuna de su bebe de una manera diferente. Un proyecto “bonito, diferente y que lo hemos realizado con mucho cariño, intentando hacer las letras lo mejor y más bonitas posible”.

Para este trabajo de confección se ha contado con los retales donados por el diseñador vasco Eder Aurre que no dudó en ningún momento a la hora de formar parte de este proyecto “me pareció algo diferente, sostenible, muy interesante y sobre todo solidario. Supone saber que lo que para nosotros era un simple retal o un desecho de tejido, para unos padres va a significar algo muy importante y que siempre tendrán o guardarán con especial cariño”.

Por su parte, Susana Tato, supervisora de la Unidad Neonatal del Hospital señala que “las familias de los recién nacidos muy prematuros, permanecen entre tres y cuatro meses en la unidad, por lo que personalizar el entorno de su bebé, hace el espacio más acogedor para ellas y ellos, donde pasan muchas horas del día”.

La Unidad Neonatal del Hospital, que tiene alrededor de 400 ingresos al año, se encarga del cuidado del recién nacido enfermo y del prematuro. Para ello, dispone de 38 cunas 12 de ellas para cuidados intensivos. La unidad es centro de referencia para grandes prematuros y pacientes pediátricos complejos de dentro y fuera de la CAPV.

La humanización, un reto estratégico de la OSI

La OSI Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces tiene como uno de sus retos estratégicos promover la humanización en la asistencia sanitaria, proporcionando una atención centrada en la persona, que permita mejorar la experiencia de pacientes e impacte positivamente en los resultados de la asistencia.

En este sentido, con esta iniciativa se busca proporcionar una hospitalización más cálida y acogedora a las familias y disminuir su estrés humanizando visualmente el entorno y personalizando la cuna con el nombre de su bebé.