La nueva unidad de Lactantes da un paso importante en humanización y en calidad de la asistencia. Gracias a una importante transformación y modernización de sus instalaciones, y al ambiente acogedor generado, mediante vinilos, por el universo gatuno con imágenes atractivas para los y las bebés. Hoy, 2 de febrero, Chely González, presidenta de la Fundación, acompañada de su marido, Miguel Uriarte ha visitado las instalaciones. En su visita, han estado acompañados por Itziar Astigarraga, jefa del servicio de Pediatría, y de la supervisora de Enfermería de la unidad, Begoña Artetxe, como responsables de la unidad. También han participado en la visita la Directora Médica, Edurne Omaetxebarria, la Subdirectora de Servicios Médicos, Covadonga Fernández Maiztegi, la Subdirectora de Enfermería, Verónica Ruiz, y la Adjunta de Enfermería de Hospitalización Pediátrica, Marga García.

La fundación lleva ya varios años colaborando con el Hospital Universitario Cruces en la humanización del área de Pediatría: » Esta vez, el gato negro que preside el anagrama de la FUNDACION MIKEL URIARTE, tiene un gran significado y se le ha colocado ahí porque es uno de los protagonistas del cuento que ha escrito Chely González, madre de Mikel Uriarte y secretaria de la Fundación. El cuento que se va a donar altruistamente a diferentes colegios y ONGS, está escrito en castellano y en euskera. Su título es: «EL GATO ROMANIN» y cuenta las peripecias de este gato con alma de perro y de dulce de leche».

Por otro lado, la actuación en Lactantes acometida por el Hospital, ha incluido la reforma de 12 habitaciones de hospitalización, la zona de enfermería, la sala preparación de biberones y la sala de estar familiares. En total, una reforma en 478 m2. El cambio incluye la renovación del mobiliario y la dotación de una zona de cocina en la sala de estar de familiares.