La OSI tiene como uno de sus objetivos estratégicos el de añadir valor al paciente y ciudadano/a, mejorando su satisfacción y su seguridad. Partiendo de esta premisa, desde la OSI se quiere trabajar en la medición de los resultados que importan y que aportan valor al paciente.

De esta forma, desde la Dirección se ha apostado por la participación en el consorcio internacional ICHOM, que está constituido por la Harvard Business School, el Instituto Karolinska y el Boston Consulting Group. Este consorcio ha desarrollado estándares para la medición de resultados en salud que están siendo adoptados por diferentes servicios de salud y organizaciones sanitarias de todo el mundo, siendo la nuestra, la primera organización sanitaria pública.

La misión de ICHOM es «desarrollar el potencial de la sanidad basado en valor a través de la definición de sets de estándares para la medición de los resultados que realmente importan al paciente en las patologías más relevantes, a través del impulso de la adopción de estos estándares y de la difusión de estos resultados a nivel mundial».

En nuestra Organización se ha empezado a trabajar con las patologías de ICTUS y cáncer de próstata con el fin de aprender la metodología de trabajo e incorporarla a nuestra OSI y, en función de los resultados, ampliarla a otras áreas. La medición a través de los estándares de ICHOM, que suponen la medición de resultados en los tratamientos de los pacientes, sirve, además, para distintos propósitos: aprendizaje y mejora del desempeño, entre otros.

El objetivo fundamental de las organizaciones sanitarias es ayudar a los/las pacientes a curar su enfermedad, aliviar su malestar, ayudarles a gestionar su salud a lo largo del tiempo. Para ello, es fundamental contar con datos de resultados de los procedimientos, procesos, estructuras y sistemas. De esta forma, los datos derivados de métricas aceptadas a nivel internacional permiten a los equipos de distintas procedencias geográficas aprender unos de otros. En definitiva, medir y difundir los resultados bajo un mismo estándar permite establecer un lenguaje común sobre los resultados en salud y centrarse en el concepto valor en la sanidad que Michael Porter, uno de los fundadores de ICHOM, define como «la relación entre los resultados alcanzados en el paciente y su coste».