El Lehendakari Iñigo Urkullu y el Presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla han firmado esta mañana, en la localidad vizcaína de Lanestosa, un Convenio de Colaboración que regula el régimen de prestación de la asistencia sanitaria a los y las vecinas de las localidades limítrofes de Euskadi y Cantabria.

El Lehendakari ha remarcado que este Convenio responde a los principios y objetivos de los servicios públicos de salud: un servicio fuerte, universal, equitativo, avanzado, resolutivo, de calidad y excelencia. “Compartimos que lo importante es garantizar la asistencia y la continuidad en los cuidados independientemente de que el recurso sea de Cantabria o de Euskadi. Esto supone acordar unos protocolos tanto de derivación como de acceso a las historias clínicas”, ha subrayado.

El convenio contempla también la asistencia para desplazamientos temporales o en aquellos supuestos que requieran técnicas o actividades asistenciales de la otra comunidad autónoma. Esta colaboración abarca a los ámbitos asistenciales de atención primaria, atención especializada, urgencias, transporte sanitario y atención de emergencias, así como a la historia clínica electrónica.

Asimismo, extiende la cooperación que ambas comunidades puedan prestarse al área del acceso a la historia clínica, a la salud pública y de gestión del conocimiento.

Más específicamente, el nuevo marco de colaboración establece las condiciones de acceso tanto al programa de trasplante cardíaco y pulmonar del Servicio Cántabro de Salud a pacientes de Euskadi, como al programa de cirugía de reconstrucción genital en el Hospital Universitario Cruces para personas transexuales procedentes de Cantabria.

En el ámbito de atención primaria, la más cercana y más frecuentada por la ciudadanía, los y las residentes en el municipio de Valle de Villaverde en edad pediátrica serán atendidas por los servicios de pediatría de los centros de salud de Zalla y Balmaseda, pertenecientes a Osakidetza.

En cuanto a la atención de urgencias en atención primaria, la ciudadanía del municipio de Valle de Villaverde será atendida en el PAC (Punto de Atención Continuada) de Balmaseda, tanto para la atención médica como de enfermería.

Y los y las residentes en el municipio de Lanestosa serán atendidas por el servicio de urgencias de atención primaria de Ramales de la Victoria, tanto para la atención médica como de enfermería.

El Lehendakari ha concluido su intervención asegurando que la continuidad y la calidad del servicio están garantizadas, no solo en las Comunidades limítrofes, sino en todo el Territorio, y también durante el verano, “un servicio público de cercanía y calidad”. “Es cierto que las y los profesionales necesitan descansar y que la pandemia sigue entre nosotros. Ahora bien, de momento, la afección de la pandemia es menor para las personas pacientes y, además, la demanda de asistencia desciende, muy especialmente en las enfermedades respiratorias”, ha explicado. Así, ha aprovechado la oportunidad para compartir un llamamiento a la prudencia, muy especialmente a las personas más vulnerables: mayores de 60 años, personas con enfermedades causantes de inmunodepresión y mujeres embarazadas.