Osakidetza ofrecerá en la convocatoria 2022-2023 un total de 519 plazas de Formación Sanitaria Especializada, superando la cifra del pasado año y con un crecimiento del 60% en la última década.

Un año más, Euskadi oferta el máximo de plazas posibles en las categorías vinculadas a la Atención Primaria -una de las prioridades estratégicas del Departamento de Salud del Gobierno Vasco-, esto es, un tercio del total de plazas de la convocatoria. En concreto, son 109 las plazas de Medicina Familiar y Comunitaria, lo que supone un aumento del 40% en la última década; 34 en Enfermería Familiar y Comunitaria, cuadruplicando la dotación de hace diez años; y 29 en Pediatría, es decir, un 20% más que entonces.

Un incremento sostenido de plazas que la Consejera de Salud, Gotzone Sagardui, califica de imprescindible para poder garantizar la formación a jóvenes que sustituirán a profesionales en vías de jubilación, un aspecto clave de cara a seguir adecuando el sistema sanitario ante los retos de una sociedad cada vez más envejecida y con más enfermedades crónicas y dependencia.

Tras la solicitud del Departamento de Salud, el incremento de plazas está previsto que se publique próximamente en el BOE. En concreto, para la convocatoria 2022-2023 de Euskadi, la distribución de plazas será la siguiente:

  • 400 plazas de facultativos/as (incluidas plazas de especialidades médicas y especialidades multidisciplinares). Entre ellas, cabe destacar la oferta por primera vez de 2 plazas de psiquiatría infantil y de la adolescencia, el máximo permitido, una vez aprobada esta especialidad en la que Euskadi prevé seguir aumentando la oferta en próximas convocatorias.
  • 9 plazas de farmacia hospitalaria FIR.
  • 10 plazas de psicología clínica PIR.
  • 100 plazas de enfermería EIR.

Por territorios, las 519 plazas de Formación Especializada se distribuyen de este modo: 287 plazas en Bizkaia, 124 en Gipuzkoa y 108 en Araba.

Esta formación se realiza en los 15 centros/unidades acreditadas para la docencia existentes en Euskadi: 7 centros hospitalarios, 2 unidades docentes, 4 unidades docentes multiprofesionales y 2 unidades docentes para enfermeros y enfermeras especialistas.

En la convocatoria 2021/2022, un 5% de las personas residentes eran extranjeras y un 41%, provenientes de otras CCAA, buena parte de las cuales terminan incorporándose al sistema sanitario vasco, como revela el hecho de que Osakidetza contratara al 80% del personal facultativo y al 70% del de enfermería que completó su formación como residente en 2021.