Según la última Encuesta sobre Adicciones en Euskadi
el 75 % de la población no fuma; el porcentaje de quienes lo hacen habitualmente ha caído al 22 %, la prevalencia más baja en 25 años

22.500 personas han acudido a los programas de Osakidetza
para dejar de fumar

Como novedad, el Servicio Vasco de Salud desarrolla una aplicación para el móvil, que ayudará a abandonar el tabaco

Euskadi se suma un año más a la celebración del Día Mundial sin Tabaco, este viernes, 31 de mayo, como muestra de su compromiso con la adquisición de hábitos de vida saludables y, en concreto, con la lucha contra el tabaco.

En la rueda de prensa celebrada hoy en Vitoria-Gasteiz la consejera de Salud, Nekane Murga, acompañada del director de Salud Pública y Adicciones, Juanjo Aurrekoetxea, ha destacado la consolidación del retroceso en el consumo de tabaco en Euskadi durante los últimos años, fruto del trabajo de concienciación social y prevención contra el tabaquismo, que se viene realizando desde el Departamento de Salud, Osakidetza y otros agentes sociales y sanitarios.

Según la última Encuesta sobre Adicciones en Euskadi (2017) que recoge la tendencia de los últimos años, en el periodo 2008-2017 la tasa de consumo habitual cayó del 30 % al 22 %, la prevalencia más baja registrada en los últimos 25 años. Además, el porcentaje de población que se declara no fumadora continua su tendencia al alza, ya que se ha pasado del 61 % en 1992, cuando comenzaron los registros, al 75 % en 2017.

Entre quienes todavía fuman, hay más hombres que mujeres, pero en ambos casos se han reducido los porcentajes. Con respecto a los datos recogidos en la anterior encuesta de adicciones (2012), el número de fumadores ha pasado del 27% al 25% y el de fumadoras del 22% al 18%. Por edad, los hombres fuman más entre los de 45-74 años y las mujeres entre los 15 y los 44 años.

Asímismo, desde su puesta en marcha en 2011, 22.500 personas han participado en los programas de deshabituación tabáquica, que se ofrecen en todos los centros de salud de Osakidetza. Sólo durante 2018 lo hicieron 2.383 personas en total, de las que 1.250 eran mujeres y 1.133 hombres.

Además, el teléfono gratuito que ofrece asesoramiento e información en el proceso del abandono del tabaco, 94-400-75-73, atendió 164 llamadas a lo largo de 2018.

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha destacado que: “Aunque aún queda mucho por hacer en la lucha contra el tabaco, los resultados son esperanzadores, porque se ve un claro avance hacia una sociedad vasca libre de humo. Ese avance no es suficiente. Queremos más. Pero sí puedo decir que es imparable y que se sustenta en el compromiso y la labor conjunta de profesionales del Departamento de Salud y Osakidetza, así como de la ciudadanía, que cada vez está más concienciada”.

Profesionales del C.S. de Karrantza en el Día Mundial sin Tabaco

NUEVA HERRAMIENTA PARA AYUDAR A DEJAR DE FUMAR

Como novedad, este año el Departamento de Salud y Osakidetza han puesto en marcha una nueva herramienta para ayudar a dejar de fumar, que se ha habilitado de forma experimental en cuatro centros de salud de la OSI Araba: Aranbizkarra I y II, Lakuabizkarra y Casco Viejo.

Se denomina “Programa combinado” y consiste en la utilización de una aplicación para el móvil que permite hacer consultas on line, llevar la cuenta del tiempo que se lleva sin fumar, de los días de vida ganados y del dinero ahorrado, entre otras cuestiones. Una vez que los profesionales sanitarios dan de alta a la persona fumadora en el programa, esta puede descargarse la aplicación. Su eficacia para promover cambios en la conducta está clínicamente probada, por lo que resulta especialmente adecuada en los casos de tabaquismo. Se trata, en todo caso, de una herramienta complementaria, ya que el personal sanitario seguirá estando presente para hacer el seguimiento del tratamiento, que tiene una duración de seis meses.

Una vez que se evalúen los resultados de su uso en la OSI Araba se estudiará su extensión al resto de OSIs.

SENSIBILIZACIÓN Y CONCIENCIACIÓN SOCIAL

La juventud y la adolescencia continua centrando buena parte de las intervenciones en materia de prevención y sensibilización contra el tabaco. Desde que comenzó la labor de concienciación en la escuela vasca, se ha trabajado con 64.432 escolares. El programa del Departamento de Salud, ‘Kerik Gabeko Gazteak’, va dirigido al alumnado de educación secundaria (1º y 2º de ESO) y se desarrolla en estrecha colaboración con diputaciones y ayuntamientos.

Juan Miguel Campayo, Director de Integración Asistencial de la OSI EEC en la entrega de premios a los colegios participantes de nuestra comarca

Tal y como ha explicado la consejera de Salud, Nekane Murga, el objetivo del Departamento de Salud y Osakidetza es proteger a la sociedad del humo del tabaco y ofrecer ayuda quienes desean dejar de fumar. Para ello, siguen la estrategia MPOWER, el plan de la OMS para reducir el tabaquismo. En los últimos años han reforzado la intervención en tabaco desarrollando nuevas herramientas, emprendiendo cambios legislativos relevantes y poniendo el foco en las y los menores, así como en estrategias para la prevención y promoción de la salud, línea prioritaria del Plan de Salud 2013-2020.

En este sentido, la Ley de Atención integral de Adicciones y Drogodependencias”, ha contribuído a situar a Euskadi a la cabeza de las regiones europeas en la lucha contra el tabaco. A su vez, las medidas del VII Plan de Adicciones también persiguen que fumar deje de verse como algo normalizado.

Por otra parte, Osakidetza forma parte de GNTFHS, la “Red Internacional de servicios sanitarios sin humo”, formada por organizaciones sanitarias de más de 20 países. En Euskadi la “Red Vasca de Organizaciones sanitarias libres de humo” “Kerik gabeko erakunde sanitarioen euskal sarea”, está integrada por 7 organizaciones sanitarias, seis de ellas acreditadas. Y es que se sigue trabajando activamente para asegurar un ambiente libre de humo en todo el entorno de los centros sanitarios, tanto para profesionales como para pacientes y familiares.

En la actualidad hay un total de 4.454 profesionales en Osakidetza con formación en materia de tabaco, una cifra que va en aumento año tras año.

Por último, la consejera de Salud, Nekane Murga, ha señalado que: “Las estrategias y las políticas de prevención y abandono del tabaco están dando sus frutos, tal y como reflejan las cifras. Pero para que el consumo de tabaco siga reduciéndose hay que seguir trabajando, como hasta ahora, en la concienciación sobre sus riesgos y sobre las múltiples ventajas que supone dejar de fumar y no exponerse al humo del tabaco”.