El 1 de octubre se puso en marcha el escalado de la Ruta Corporativa de la Bronquiolitis Aguda en Osakidetza. Los objetivos principales de la ruta son disminuir el empleo de fármacos innecesarios en el tratamiento de esta enfermedad, mejorar la codificación y registro del diagnóstico y conseguir una valoración uniforme de la gravedad del episodio.

Para la implementación de la ruta se han realizado acciones dirigidas a recordar y dar visibilidad a la iniciativa mediante la distribución a todas las consultas del “algoritmo de decisión” en formato poster, distintivos para los uniformes con el lema de la campaña “Equipo en ruta” y distribución de carteles con mensajes formativos y educativos destinados a las familias.

Además, se han realizado distintas actividades formativas e informativas para promover las buenas prácticas y la medicina basada en la evidencia científica, como el envío periódico de píldoras formativas con mensajes claves sobre el manejo de la bronquiolitis y sobre la ruta asistencial.

Finalmente, para mantener la motivación e implicación, todos las y los profesionales tanto de Atención Primaria como de Urgencias Pediátricas disponen periódicamente de los datos asociados a los indicadores de la ruta fomentando la comunicación, confianza, integración y cooperación entre niveles.

Un aspecto crucial es la incorporación de las familias al equipo de mejora, siendo uno de los objetivos principales de la ruta unificar y sistematizar la información y educación a las familias. Para ello se han elaborado material informativo y recursos audiovisuales. Disponibles en la web de Osakidetza.

Además, el pasado 30 de noviembre se impartió formación sobre “Experiencia de Usuario” a 25 profesionales que forman parte del equipo de esta ruta.

Resultados

En este momento nos encontramos en la octava semana de evolución de epidemia y se ha conseguido un 80% de reducción en el empleo de broncodilatadores, pasando de una tasa global de prescripción del 25% en la epidemia previa al 5% en la actual. Además, también se están alcanzando los estándares en los indicadores de criterio diagnóstico y registro de la severidad del episodio.

El trabajo en equipo y la integración, son la base de esta mejora que estamos seguros se mantendrá a lo largo de la epidemia. ¡Somos un equipo y estamos en ruta!