“Tiene que haber una grieta en todo, por ahí entra la LUZ” Leonard Cohen

En estos tiempos es conveniente conectar con nuestra esencia, y aquí estamos tú y yo compartiendo esta reflexión y la suerte de estar en este rincón del universo.

Nacer fue nuestra victoria, luego crecimos y nos hemos hecho un hueco en la vida y sobrevivimos, nos someten la fuerza de la gravedad, el desgaste, el miedo de lo desconocido y la belleza de los amaneceres… por ello este articulo va a estar sumergido en agua salada… ( el origen de la vida ocurrió hace 4000 millones de años en el fondo del mar según la Nasa) , quizás por eso al mirarlo y escucharlo nos detiene, nos equilibra … nos resetea y nos abraza.

Estas líneas son un homenaje a las personas que cuidan a la “ciudadanía” habitualmente mujeres, a su sudor, a sus lágrimas. A las personas que trabajan , a las trabajadoras del mar, a las que cosen las redes “rederas” que sin su trabajo la pesca no sería posible y sin embargo invisibles , a las personas que trabajamos en sanidad 8 de cada 10 somos mujeres , a las que limpian , y a menudo no se ven pero es la base de la asistencia segura y más en la actualidad, a las científicas , a las defensoras de la equidad que tienen su cuerpo lleno de salitre , a las mujeres que conocemos y a nosotras que si nos preguntan “¿cómo estás?”, decimos “bien pero “cansada”, pero bien…” respuesta que nos es familiar y que da título a la obra de Nuria Varela “CANSADAS” que recomiendo.

A las lágrimas de las “eco – feministas”, las mariscadoras y a las que se ven obligadas a buscar una vida mejor en un planeta que nos está diciendo no puedo más…

A las personas migradas y a las que en esas rutas pierden la vida y la ilusión y las que lloran la pérdida de sus seres queridos.

Un homenaje a las SIRGUERAS de Dora Salazar, que encontré al lado de la ría de Bilbao, atadas a una gruesa sirga y a su propia fuerza. Me pregunté ¿quiénes eran?, mujeres que tiraban de las embarcaciones desde tierra en el s. XIX en el País Vasco, ante la escasez de hombres, y porque su trabajo salía más barato que los bueyes.

Reconocimiento de la importancia del trabajo de las mujeres y de la necesidad de continuar caminando hacia una igualdad aún no conseguida, simbólicamente esa SIRGA de la que aún debemos seguir tirando, porque la IGUALDAD no es una opción sino JUSTICIA SOCIAL y un valor de DIGNIDAD.

El mar origen de la vida… como embriones flotamos en el líquido amniótico, el mar del útero materno… rompemos aguas, ¿nos cantan las nereidas o las sirenas cuando somos criaturas en el útero de nuestra madre? ¿Nos acarician Sedna, Océano, Yemayá, Tetis personificación de las aguas del mundo?

Nos observan las Diosas del mar, las sirenas y la luna que domina las mareas y con las que estamos tan vinculadas.

Desde hace tres siglos el feminismo ha organizado su tiempo en olas:

  1. Primera ola desde mediados del siglo XVIII, principios siglo XIX
    2. Segunda ola desde mediados s. XIX hasta la década de los 50 del s XX.
    3. Tercera ola desde los años 60 -70 hasta los 90 (hay corrientes que afirman que hasta la actualidad).
    4. Cuarta ola en la que estamos actualmente.

No en todo el planeta el feminismo se encuentra en la misma ola… en derechos, en logros y avances.

Esta Pandemia se ha organizado en “olas“, vamos por la sexta. Este paralelismo tal vez no sea casual o Sí, pero lo cierto que hasta hace poco, todo lo devastador, huracanes y demás tenía nombre de mujer. Crecimos juzgando a Eva por la expulsión del paraíso, y no nos hablaron de Lilith la primera mujer de la creación y la primera feminista, su origen era igualitario con Adán (Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza….) abandonó el paraíso porque no estaba de acuerdo con sus exigencias de sometimiento y desigualdad.

Vivimos tiempos de cambios, formando parte del mismo océano lo que ocurre a una persona nos afecta a todas. Somos agua en la mayor parte más del 60% con variaciones en nuestra etapa vital del 80% cuando nacemos al 50% en la madurez.

Más allá de las montañas hay más montañas, pero también aguas infinitas, amaneceres y puestas de sol .

Lo importante es el camino avanzar y FLUIR.

«Somos polvo de estrellas»Carl Sagan.