La Técnica de Capanna combina el soporte biomecánico de un aloinjerto estructural – hueso donado y proveniente del Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos – con las propiedades biológicas de los autoinjertos de peroné vascularizados

El Hospital es el primero de la red de Osakidetza que utiliza esta técnica que a nivel Estatal sólo la realizan hospitales con gran volumen asistencial como el Vall D’Hebron, La Paz, Carlos Haya o Virgen del Rocío

Se han intervenido con un resultado óptimo en el Hospital a tres pacientes afectados de osteomielitis crónica de años de evolución, con múltiples intervenciones fallidas previas y cuya única salida era la amputación.

El manejo de estos pacientes requiere de un abordaje multidisciplinar en el que están implicados los servicios de Cirugía Plástica y Cirugía Ortopédica, Enfermedades Infecciosas, Radiodiagnóstico, Microbiología y Coordinación de Trasplantes.

El Hospital Universitario Cruces perteneciente a la OSI Ezkerraldea Enkarterri Cruces utiliza la novedosa Técnica de Capanna para la reconstrucción de grandes defectos óseos en las extremidades inferiores: tumores, infecciones óseas o traumatismos que implican gran pérdida de hueso y partes blandas. El Hospital es el primero de la red de Osakidetza que ha empezado a utilizar esta técnica que a nivel Estatal sólo realizan hospitales con gran volumen asistencial como el Vall D’Hebron, La Paz, Carlos Haya o Virgen del Rocío.

La Técnica de Capanna combina el soporte biomecánico de un aloinjerto estructural – hueso donado y proveniente del Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos – con las propiedades biológicas de los autoinjertos de peroné vascularizados, intentando de esta forma crear un aloinjerto vivo. La técnica consiste en introducir dentro del aloinjerto un injerto de peroné autólogo (del propio paciente) el cual se conecta al sistema arterial y venosos mediante técnica microquirúrgica.

La reconstrucción de grandes defectos mediante aloinjertos óseos masivos aporta, entre otras, la ventaja de restaurar la reserva ósea local y facilitar el reanclaje de estructuras musculares y ligamentosas mejorando teóricamente la funcionalidad. Los aloinjertos aportan una reconstrucción duradera al funcionar como un andamio biológico que es invadido por el hueso local e incorporado lentamente por el huésped.

Ante el diagnóstico de tumores óseos o infecciones crónicas recurrentes, hace no mucho, la única opción era la amputación. Posteriormente surgieron las prótesis tumorales y con ellas, los pacientes conservaban el miembro y una función aceptable. Sin embargo, con los años, las prótesis tumorales sufren procesos de aflojamiento debido al brazo de palanca que soportan y recambiarlas supone disminuir aún más el remanente óseo.

Por su parte, los aloinjertos por si solos tienen una supervivencia baja por su carácter acelular y avascular. En este sentido, la Técnica de Capanna ofrece una mayor durabilidad y disminución del número de complicaciones al aportar un aloinjerto vascularizado.

Hasta el momento se han intervenido con un resultado óptimo en el Hospital Universitario Cruces a tres pacientes afectados de osteomielitis crónica de años de evolución, con múltiples intervenciones fallidas previas y cuya única salida era la amputación. El manejo de estos pacientes requiere de un abordaje multidisciplinar en el que están implicados los servicios de Cirugía Plástica y Cirugía Ortopédica, Enfermedades Infecciosas, Radiodiagnóstico, Microbiología y Coordinación de Trasplantes.

Impresión 3D para la planificación preoperatoria

El Hospital Universitario Cruces y el IIS Biocruces Bizkaia trabajan en la realización de biomodelos para su utilización en la planificación preoperatoria y el entrenamiento quirúrgico, lo que es de gran ayuda para reducir los tiempos quirúrgicos.

Contar con un biomodelo personalizado del paciente permite, además, generar una mejor comunicación y comprensión del propio paciente y de parte del equipo clínico a la hora de planificar la intervención. Además, facilita el diseño y desarrollo de guías de corte personalizadas, utilizando estos elementos dentro de la cirugía como soporte, lo que supone una mayor seguridad y precisión durante la intervención.