El Hospital Universitario Cruces de Osakidetza cuenta con dos nuevos equipos de última generación: un aparato de Tomografía por Emisión de Positrones digital (PET, por sus siglas en inglés) y una Gammacámara, que permitirán mejorar la capacidad del diagnóstico por imagen.

La Consejera de Salud Gotzone Sagardui, acompañada de la Directora General de Osakidetza, Rosa Pérez, y de la Directora Gerente de esta OSI, Mª Luz Marqués, han visitado esta mañana el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital, donde se ha instalado este nuevo equipamiento, que ha supuesto una inversión de más de 4,5 millones de euros.

Tal y como ha señalado la Consejera de Salud, la adquisición de esta tecnología puntera, con la que ya cuentan también Araba y Gipuzkoa, se enmarca en el proceso continuo de renovación de equipamiento de Osakidetza, con el objetivo de mejorar la calidad del diagnóstico, los resultados en salud y la seguridad de los y las pacientes.

El Servicio de Medicina Nuclear atiende fundamentalmente a pacientes oncológicos, por lo que disponer de tecnología digital de vanguardia es de especial relevancia, en la medida en que contribuye a un diagnóstico más preciso y precoz de la enfermedad.

Concretamente, el nuevo PET digital supone un notable aumento de la calidad de la imagen obtenida, lo que posibilita un mejor diagnóstico de la patología de las personas atendidas. Al mismo tiempo, reduce al 50% la actividad del radiofármaco que se inyecta, lo que supone una menor irradiación tanto para pacientes como para profesionales, además de rebajar los tiempos de la prueba, en beneficio de las personas usuarias.

Por su parte, la Gammacámara es una tecnología avanzada para realizar exploraciones seleccionadas, permitiendo obtener una información más precisa de órganos y estructuras anatómicas más complejas, como el corazón, la columna vertebral, la pelvis o el cerebro.

 

Importante crecimiento del Servicio de Medicina Nuclear

En los últimos años el Servicio de Medicina Nuclear ha experimentado un importante crecimiento. En el año 2019 comenzaron las obras de reestructuración y ampliación del servicio con la creación de tres espacios totalmente remodelados: Unidad de Medicina Nuclear Convencional, Unidad PET-CT y área de despachos y salas de informes, ganando espacio de recepción la sala de pacientes y familiares.

Además, en 2020 se crearon nuevas habitaciones de aislamiento para el área de Terapia Metabólica en la planta 2ª A de hospitalización, mejorando el confort y la atención médica de urgencia durante el ingreso.

Junto con la remodelación de espacios se ha abordado el recambio de la tecnología que comenzó en 2019 con la primera gammacámara SPECT-TC y que continua con el segundo PET CT digital y la segunda gammacámara (SPECT-TC) que hoy presentamos.