Recomendaciones del Departamento de Salud contra el calor

Como consecuencia de las altas temperaturas que están previstas para hoy en Euskadi, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y Osakidetza recuerdan la conveniencia de adoptar, entre otras, las siguientes medidas de prevención, especialmente relevantes en el caso de los grupos de riesgo (personas con enfermedades crónicas, menores y personas mayores):

Beber más líquidos

  • Beba más líquidos de lo habitual, preferentemente agua.
  • No espere a tener sed para beber.
  • Evite bebidas que contengan cafeína, alcohol o demasiado azúcar.
  • Consulte a su médico si le ha limitado la cantidad de líquido que puede beber o le ha recetado diuréticos.

Alimentación

  • Haga comidas ligeras (ensaladas, gazpacho, verduras, frutas…).

En casa

  • Cierre las ventanas y baje las persianas sobre las que dé el sol.
  • Aproveche los momentos de menos calor para ventilar y refrescar la casa.

Use ropa apropiada

  • Ropa holgada, ligera, de colores claros.
  • Calzado cómodo y fresco.

Refrésques

  • Si nota mucho calor, tome duchas o baños fríos.

Protéjase del sol

  • Durante las horas de más calor, procure no salir a la calle, si no es necesario.
  • Si tiene que salir, lleve la cabeza cubierta y use gafas de sol.
  • Evite el sol y busque la sombra.
  • Procure no hacer actividad física intensa y prolongada en las horas de más calor.
  • NUNCA se quede o deje a alguien en un vehículo estacionado y cerrado, aunque esté a la sombra.

Cuide de las personas más frágiles

  • Preste especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.
  • Las personas ancianas, sobre todo las que viven solas o son dependientes, pueden tener dificultades en adoptar medidas protectoras, por lo que deberían ser visitados, al menos, una vez al día por un miembro de la familia, amigo, vecino y, en su caso, solicitar la colaboración de los servicios sociales.

Mantenga sus medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto