Hoy se han entregado los diplomas a los 30 vecinos y vecinas de Trapagaran que durante los últimos meses han participado en el programa “Zugan Pentsatuz”. Esta iniciativa se ha encargado de fomentar la actividad física habitual entre personas que llevaban una vida sedentaria y estaban aquejadas de hipertensión, lo que suponía un factor de riesgo para su salud. Tras medio año de experiencia “los resultados han sido muy positivos y se han logrado los objetivos previamente fijados”, ha valorado el alcalde de la localidad minera, Xabier Cuellar, quien ha destacado que la mayoría de los participantes “han mejorado su salud gracias al deporte”.

El proyecto “Zugan Pentsatuz” está promovido por el Ayuntamiento, la Unidad de Atención Primaria de Trapagaran de la OSI Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces, la Subdirección de Salud Pública y Adicciones del Departamento de Salud y la empresa Emtesport, que gestiona las instalaciones deportivas en el municipio.

La experiencia ha contado con dos grupos, uno de hombres y otro de mujeres, formados cada uno de ellos por quince personas. Todas ellas habían sido seleccionadas por los profesionales de la medicina que ejercen en el centro de salud de Trapagaran en función de su situación personal. Se trata de personas poco habituadas a la práctica de la actividad física y que presentan patologías crónicas que pueden representar un factor de riesgo para su salud.

El monitor que ha trabajado con ellos ha tratado de trabajar la fuerza, el equilibrio y la capacidad aeróbica y anaeróbica. Además, les ha dado a conocer diferentes modalidades deportivas.

Para lograr estos objetivos marcados al inicio del curso, se han tenido en cuenta el tipo de ejercicios a realizar y se ha buscado una buena dinámica y sociabilización de los grupos mediante juegos y prácticas lúdicas, logrando así un buen ambiente de trabajo u haciendo que las y los pacientes acudieran a las sesiones con una buena motivación.

Transcurridos seis meses de programa, algunos de ellos han conseguido perder peso y en otros casos la mejoría de salud ha permitido rebajar la dosis de medicina que toman. En líneas generales, la mayoría de los usuarios y usuarias han finalizado su participación de manera satisfactoria mostrando su disposición a continuar manteniendo hábitos de vida saludables que incluyan el deporte para mantener los éxitos logrados.

Los organizadores han podido concluir que la mejora de la actividad física (realizando sesiones de una hora tres o cuatro veces por semana) tiene una relación directa con la mejora de la hipertensión arterial, logrando que ésta se estabilice y baje a niveles normales. Eso sí, nunca sustituyendo la medicación por la actividad física, sino como complemento a ella. También por medio de este proyecto todos los pacientes –tanto hombres como mujeres- han descendido su peso de forma considerable.