Hoy, 23 de junio, la escalera del Hospital Universitario Cruces permanecerá iluminada de color morado con motivo del Día Internacional del Síndrome de Dravet. Se trata de una enfermedad rara, que aparece en bebés sanos durante el primer año de vida y provoca crisis epilépticas, retraso cognitivo, problemas de movilidad y retraso en el lenguaje, además de un 15 por cierto de mortalidad.