Las investigaciones del Instituto de Investigación Sanitaria Biocruces en niños y niñas que presentan fiebre y complicaciones respiratorias han evolucionado de manera sustancial a lo largo de los últimos años, lo que ha facilitado que hoy en día se dispongan de herramientas que facilitan y permiten la identificación de problemas graves. Los procesos febriles y los problemas respiratorios son los dos motivos más comunes de consulta en Urgencias y Atención Primaria y preocupan por tanto a las familias.

Por ello, las investigaciones de Biocruces se centran en la mejora de los métodos de identificación de dichos problemas. Estas herramientas de diagnóstico son la evaluación física (evaluación del aspecto, de los síntomas, etc.) y el análisis de biomarcadores (sustancias que se analizan en la sangre y que determinan un estado biológico).

En busca de la excelencia, el Instituto Biocruces trabaja en red con otros centros de investigación pediátrica de otras Comunidades del Estado y de otros países. Esta coordinación tiene un impacto directo en la atención vanguardista que se dispensa a la ciudadanía. Las investigaciones se centran en enfermedades infecciosas, el manejo del dolor, accidentes y otras áreas.

Según destaca el jefe de sección del Servicio de Urgencias de Pediatría del Hospital Universitario Cruces (OSI Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces) e investigador de Biocruces, el Dr. Santiago Mintegi, cuando una familia detecta que su hijo menor de tres meses tiene fiebre en más del 50% de las ocasiones deciden acudir a los servicios de Urgencias de manera inmediata”.

“Es normal que los padres y madres se asusten cuando su hijo tiene fiebre. Nuestro reto es saber es identificar a quién tiene un problema de salud de importancia y quién tiene un riesgo menor, para dar tranquilidad a las familias y conseguir la seguridad clínica del niño”.

Como consecuencia de la investigación en este campo, en los últimos diez años las intervenciones en los niños con fiebre en el Hospital Universitario Cruces, se han reducido de manera muy importante y como ejemplo, en esta población se realizan un 50% menos de punciones lumbares, tratamientos antibióticos y hospitalizaciones. “Además, al ser uno de los referentes mundiales en la investigación en este campo, estas mejoras se han trasladado a otros muchos hospitales”, destaca Mintegui.

Complicaciones respiratorias

Por su parte, el jefe del Servicio de Urgencias de Pediatría del Hospital Universitario Cruces y coordinador del grupo de Investigación y Nuevas de Mejora en la Atención al Niño y al Adolescente en Urgencias de Biocruces, el Dr. Javier Benito, explica que “los problemas respiratorios, constituyen las urgencias más frecuentes en los niños. Diariamente se atienden en los servicios de urgencias pediátricos niños con asma, bronquiolitis o neumonía, enfermedades en ocasiones graves y que tienen un gran impacto en su calidad de vida y la de sus familias”.

“Por ejemplo, hoy en día en el Hospital Universitario Cruces, únicamente un 15% de los niños con una crisis asmática precisa estar más de 2 horas en urgencias y sólo un 2% ser hospitalizado para una estancia superior a 24 horas. De la misma forma, se han eliminado los tratamientos innecesarios en una enfermedad tan prevalente como la bronquiolitis y se ha reducido un 50% la prescripción de antibióticos en los niños con otitis. Estos indicadores son muy favorables cuando se comparan con hospitales del entorno, incluso de otros países occidentales”, destaca el especialista.

“Por otra parte y concretamente en el tratamiento de la crisis asmática, se han investigado con éxito nuevos tratamientos que pueden conseguir un alivio más rápido de los síntomas de dificultad respiratoria. En este sentido, en los próximos años, el Instituto Biocruces participará con investigadores de todo el mundo en estudios dirigidos a comprobar la eficicacia real de diferentes tratamientos en el manejo de las crisis asmáticas más graves”, concluye.

Estrategia de Investigación e Innovaciónen salud 2020

Este proyecto está integrado en la Estrategia de Investigación e Innovación en Salud 2020 del Departamento de Salud. La estrategia tiene como objetivo estimular la realización de actividades de investigación e innovación por parte de las y los profesionales sanitarios y avanzar en la implicación de pacientes y ciudadanía.