La Asociación de padres y madres de niños, niñas y adolescentes con cáncer de Bizkaia, ASPANOVAS, celebró el miércoles, 6 de noviembre en Bilbao, (Sala BBK), el Acto de Conmemoración de su XXX Aniversario; con la colaboración del Ayuntamiento de Bilbao, Diputación Foral de Bizkaia y Obra Social de BBK.

Con el lema “30 años acompañando a las familias con cáncer infantil”, el objetivo de este encuentro fue el de agradecer a la sociedad vizcaína el apoyo recibido; y celebrar juntos, los avances sanitarios y sociales en el tratamiento y la creciente empatía y comprensión hacia el cáncer infantil.

Entre 2014 y 2018 en Euskadi se diagnosticaron 272 nuevos casos siendo, por lo general, los más frecuentes las leucemias y los linfomas. En 2018, fueron 82 los menores diagnosticados en la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario de Cruces. El diagnóstico de cáncer en un menor supone un impacto “brutal” para toda la familia.

La Asociación de padres y madres de niños, niñas y adolescentes con cáncer de Bizkaia nació en el año 1989 para ayudar a las familias, darles apoyo emocional y luchar para conseguir la mejor atención sanitaria y recursos para los niños y niñas y sus familias.

En estos 30 años ASPANOVAS se ha consolidado como una entidad referente en el ámbito del cáncer infantil, realizando una labor ejemplar con profesionalidad y humanidad. Aunque se ha avanzado en muchos aspectos, las familias siguen viviendo momentos muy duros como en el momento del diagnóstico en el que el apoyo emocional y trabajo de ASPANOVAS es fundamental.
La Asociación ofrece a las familias una atención integral que comprende apoyo psicológico, social y pedagógico. Además, ASPANOVAS facilita a las familias los recursos necesarios, como talleres terapéuticos para los menores y familiares, alojamiento en el piso de acogida próximo al Hospital de Cruces, así como, dietas para los acompañantes del menor durante los ingresos, a fin de que el proceso de hospitalización sea más humano y puedan afrontar la enfermedad en las mejores condiciones.
En palabras de María José Martínez, Presidenta de ASPANOVAS “Afortunadamente hablar de cáncer ya no es hablar de muerte. En estos 30 años se ha avanzado mucho en la atención sanitaria, los tratamientos…Uno de los grandes logros ha sido la creación de la Unidad de Oncología pediátrica en el Hospital Universitario de Cruces”.

Una noche de “vida”

En el encuentro se proyectó el tráiler del documental “ASPANOVAS, 30 años más”; y se celebró una mesa de “Diálogos de vida”, con la participación de Ane Elorza, superviviente de cáncer; María José López Serna, supervisora de enfermería de la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario de Cruces; Unai Alaña, padre de un niño oncológico, y Ainhoa Fernández, Coordinadora de ASPANOVAS.

ASPANOVAS hizo un reconocimiento especial al voluntariado, como “figura” clave desde la creación de la Asociación. Sin ellos, sin ellas hubieran sido imposible realizar el trabajo de la Asociación. Dos voluntarios Lutxi Calvo y Edu Zapata, recibirán los galardones de forma simbólica y extensible a todas las personas voluntarias y entidades que han colaborado en estos 30 años.