El tercer jueves de Noviembre se celebra a nivel mundial el Día de la Prevención de las Úlceras por Presión. Con este día, se busca concienciar a nivel sanitario y social -apelando a todos los grupos de interés- sobre la importancia de la prevención de ese tipo de lesiones.

Las UPP son la complicación más prevenible y tratable en las personas con movilidad reducida. Esta efemérides tuvo su origen en la Declaración de Río de Janeiro en Octubre de 2011 sobre la Prevención de las Úlceras por Presión cómo Derecho Universal en el que, debido a que los Estados tienen la responsabilidad de garantizar el derecho a la salud y a la vida de las personas, considerando que las UPP son un grave problema de salud pública que afecta a nivel global y que conlleva unos elevados costes económicos y emocionales, se hace necesario asumirlo como un reto obligatorio.

Actualmente, con el conocimiento que tenemos, la práctica totalidad de esas lesiones se pueden prevenir, por lo que su prevención se convierte en un imperativo ético-moral, social y asistencial.

Este año, para conmemorar el día y continuar avanzando en este reto, hemos organizado una Jornada en el Salón de Actos del Hospital de Cruces, bajo el lema “Se hace camino al andar” en la que se abordarán cuestiones cómo la perspectiva histórica del desarrollo de una estrategia corporativa en nuestra OSI -que ha llevado a la GNEAUPP a reconocer y acreditar a nuestra Unidad de Heridas con la categoría de “Excelente”. También abordaremos , mediante 2 talleres, lo que no hay que hacer cuando hablamos de prevención en UPP y las interacciones posibles y deseables del desarrollo tecnológico y de innovación en este ámbito.